3 Similitudes entre la Ciudad Real de Ávila y mi Ciudad Imaginaria Enlil

En el mes de febrero –del 15 al 21 para ser más específica– mi esposo y yo viajamos a España para participar en el evento para emprendedores online llamado TribuCamp 2017, organizado por Franck Scipion & el equipo de Lifestyle al Cuadrado. Aprendimos muchísimo, llegamos entusiasmados para poner manos a la obra.

TribuCamp 2017 por LifeStyle al Cuadrado

Durante nuestra visita a la madre patria aproveché para visitar varios lugares que me ayudarían en mi investigación para la serie de libros que estoy escribiendo: Enlil.

El castillo Alcázar de Segovia robó mi aliento con sus altos techos adornados –dando la impresión de ser un barco invertido–, sus elegantes cuartos e impresionantes tallados en algunas paredes. Todo me hacía recordar al castillo de Enlil, incluyendo los pasadizos secretos.

Pero la ciudad que me dejó impactada fue Ávila por sus similitudes con Enlil.

Una pequeña confesión:

La novela nació de un sueño. ¡Sí! Soñé con la hermosa ciudad de Enlil; con sus adoquines opalescentes y su muro blanco refulgente. Cuando desperté supe que tenía que escribir sobre lo que escondía dentro de sí.

Para ese momento no sabía que existía una ciudad parecida en la vida real: Ávila. Así que cuando me enteré no dudé en visitarla, remontarme a otra época y revivir mi propia novela.

A continuación los 3 datos que descubrí y las similitudes con mi ciudad imaginaria:

Ávila, España

Su elevación

Ávila es la capital de provincia más alta de España. Se encuentra situada junto al curso del río Adaja, a 1131 m sobre el nivel del mar. Y créeme esa altura se deja sentir en el cuerpo para los que no estamos acostumbrados.

Al igual que Ávila, Enlil está anclada a una montaña de gran altura.

Su muralla como señal de identidad

Ávila es conocida como la ciudad amurallada. Ese muro impresionante rodea toda la ciudad.

Enlil se distingue por su gran muro que también rodea la ciudad.

Origen del Nombre

Existen diversas teorías relativas al origen del nombre de Ávila. Por una parte hay historiadores que creyendo la palabra de origen púnico asignan a ésta el significado de «monte alto y crecido», mientras que otros investigadores le conceden un origen hebreo, dando lugar a la idea de «término o confín».

Cuando busqué un nombre para la ciudad me topé con Enlil y –al igual que Ávila– existen varias teorías que me parecieron perfectas porque recogían todo lo que tenía pensado para ella.

Según la primera teoría vendría del sumerio (En, es señor y líl es tormenta o viento) por lo que su nombre significaría literalmente, “Señor de la tormenta” o “Señor del viento” o “dios del viento. La otra opción, más reciente, indicaría una sumerización de la raíz semita il (Dios), la misma que da origen a los términos El y Alá, significando así dios señor. Su nombre se encuentra asociado frecuentemente al término kur, que hacía referencia a montaña y a extranjero. Así, su hogar era el é.kur (casa-montaña) y los adjetivos asociados al dios eran kur.gal (gran montaña) y lugal.a.ma.ru (rey de las tormentas).

Como ves los sueños y la realidad se funcionan, y se mezclan con ambas ciudades. Nunca dudes que los sueños pueden convertirse en realidad.

Si todavía no has descargado los primeros 14 capítulos de la novela ¡aprovecha y hazlo ahora!

Ahora dime: ¿Qué otras cosas te gustaría saber de mi novela? ¡Vamos, pregunta sin miedo!

¿Te gustó? ¡Compártelo!

¿Te gustó? ¡Compártelo!

>