9 Pasos fundamentales para escribir una novela que atraiga a tus lectores

⚠Advertencia: Escribir una novela puede provocar palpitaciones, desvelos, confusión entre la realidad y la fantasía, suspiros a todas horas, momentos de embelesamiento y meses de arduo trabajo. Recomiendo precaución⚠

Si después de leer la advertencia todavía insistes en escribirla, ¡te felicito! También acepté el reto y terminé un poco más trastornada pero viva que es lo importante.

Cuando decidí escribir Las voces de Étervan, supe que sería un gran reto. Nunca había escrito más de 5,000 palabras y no sabía si podría superar ese número.

¿Cómo lo logré?

Te comparto lo que aprendí durante mi proceso.

Elige un tema y una categoría

Toda historia comienza con una idea y un tema. En mi caso comenzó con un sueño. No me refiero a una metáfora. Hablo de un sueño, de esos que te ocurren en las noches al dormir. Fue uno extraño y medio tormentoso; con una guerra entre elfos, una cuidad en llamas rodeada de un gran muro y el deseo de una joven de acabar con todo aquello.

Cuando desperté, anoté todo lo que vi y sentí en el sueño –en mi mesa de noche descansa una libreta donde hago apuntes. Luego de este “incidente” mi vida cambió. De tanto en tanto pensaba en las imágenes de aquel sueño e imaginaba las razones de toda aquella guerra.

Así que en mi caso la categoría vino primero y después de purgar sobre las razones de todo aquel escándalo encontré mi tema central y subtemas.

Posiblemente en tu caso todo surgió con esta pregunta “¿qué pasaría si…?” y ding ding nació tu tema.

O quizás tienes miles de temas que podrías escribir pero no sabes cuál escoger. Si este es tu caso en el artículo 3 elementos esenciales para escribir un ebook que atraiga a tus lectores comparto unos consejos que te pueden ayudar.

Si por el contrario, no tienes idea de qué tema escoger para tu novela te recomiendo que leas este artículo de Alejandro Quintana: Temas para escribir una novela y ser al menos un poco original.

Aunque en una novela se puede tratar más de un tema, es recomendable mantener un tema central y dejar los otros como secundarios. Por ejemplo un tema central puede ser la identidad o la falta de identidad –que trato en mi novela– pero como subtema se puede tratar la lucha contra la opresión y la injusticia.

Puede que te parezca que el tema que escogiste es muy común y que no vale la pena escribir sobre eso. Bueno te diré que sí, posiblemente tengas razón. Sin embargo, te invito a meditar en esto, quizás ya se escribió de ese tema pero no se ha escrito desde tu punto de vista.

Y como dice mi querido amigo Alejandro Quintana en el artículo que te compartí: “La vida es una gran historia y ser escritor consiste en saber contarla.”

Categoría

Cuando entras a una librería, ¿qué es lo primero que ves (además de los libros)? Yo me fijo en las clasificaciones o categorías de los libros. Así sé hacia dónde dirigirme para encontrar ese libro que me espera.

Debes decidir qué quieres escribir. ¿Suspenso? ¿Policial? ¿Romance?¿Fantasía y Aventura?

Una misma historia puede ser contada de mil maneras y dependiendo del ángulo que le des puede encajar en una categoría u otra. Por eso es importante que decidas en cuál te gustaría que estuviera la tuya.

Fíjate que todavía no has comenzado a escribir la historia como tal. Hasta ahora solo pensaste y anotaste el tema que quieres tratar y que ángulo le vas a dar –categoría.

¿Por que es tan importante escoger la categoría ahora?

Porque cada una tiene sus reglas a la hora de escribir y cada lector tendrá sus expectativas según la categoría.

No querrás decepcionar a tus lectores diciendo que tu novela es de terror y no tengas escenas que provoquen miedo. De seguro dejarás una mala impresión a tus lectores y como consecuencia te dejarán comentarios negativos por ello.

Mi recomendación es que consultes las categorías de Amazon e investigues la reglas de escritura para esa categoría. Lo ideal es que escojas una categoría que te guste, que hayas leído y con la que te sientas cómodo escribiendo.

Elige tu audiencia/lector ideal

Junto con la categoría es importante que decidas a qué audiencia va dirigida tu novela o quién será tu lector ideal.

Piensa en esa persona que te va a querer leer, a quien le vas a tocar el corazón con tu historia. Existe una categoría para libros juveniles, adultos jóvenes (YA, siglas en inglés para Young Adults), infantiles, etc. Dependiendo de tu categoría y tu audiencia será la manera en la que debas escribir.

¿Por qué es tan importante y cómo saber quién es?

Tus palabras resonarán mejor a un sector en particular. Aunque pienses que la temática de tu libro le puede gustar a todo el mundo, es posible que llame más la atención a unos que otros.

Piensa en una sola persona que te gustaría que leyera tu novela –puede ser alguien que conoces– esa persona que sabes que le gustará y que disfrutará de ella.

Crea una ficha con la siguiente información:

  • Nombre (puede ser ficticio):
  • Edad:
  • Género:
  • Profesión:
  • Ubicación Geográfica:

Escribe cualquier información que consideres relevante y que te ayude a crear una imagen en tu mente. No te quedes con una imagen física. Profundiza más en su personalidad.

¿Cuáles son son gustos y motivaciones?

Para escribir mi novela escogí a mi hermano que para aquél momento tenía 20 años. Él fue mi lector ideal. De él ya sabía cuánto disfruta las historias de fantasías y aventura, y que es un adicto a los juegos en línea.

Cada vez que escribía pensaba en él y en lo que a él le gusta. De hecho, le pedí opinión y ayuda en algunas escenas.
Sabía que para que a él le gustara mi novela debía ser una trama rápida, que fuera directo a la acción y tuviera mucha aventura.

Y así la escribí.

Te invito a hacer el ejercicio de rellenar la ficha. Te aseguro que te ayudará a la hora de escribir.

Delínea tus personajes

Una historia necesita personajes obviamente. Por el momento solo necesitas pensar en tu personaje principal y tu villano.

Trata de ser realista; nadie es tan bueno o tan malo. Así que te recomiendo que te alejes lo más que puedas de esos extremos. A menos que tengas una buena estrategia para ello.

Esta parte es crucial. Delinear un personaje no esta tarea fácil. No solo debes pensar en las características físicas, sino en su personalidad.

Debes darle vida.

¿Cuáles son sus virtudes y defectos? ¿Qué le gusta? ¿A qué le teme? etc.

Si tienes dificultad en crear tus personajes te recomiendo que leas los siguientes artículos que podrían ayudarte:

Investiga los elementos de tu historia

En mi novela existen criaturas de fantasía como elfos, duendes, etc, y elementos de magia. Para mí era importante buscar información sobre ellos y educarme. Todo lo que me pareciera relevante lo anoté; desde las clasificaciones que existen de elfos, leyendas, cuentos, las diferentes magias que existen, etc.

En ese proceso descubrí toda la subcultura que existe acerca de estos temas. Algunas de las escenas en mi novela fueron inspiradas por leyendas que leí en mi proceso investigativo.

¿Qué trato de decirte?

Que investigar sobre los elementos de tu novela te ayudará a entender mejor el mundo que quieres crear. Incluso te puede inspirar a crear escenas que de otra manera no las hubieras pensado.

Edúcate

El proceso de aprendizaje no termina con la creación de los personajes o la investigación de los elementos que tendrá tu historia.

¿Te acuerdas que cuando comenzaste a leer el artículo escribí una advertencia?

 

Escribir una novela o cualquier género requiere aprendizaje constante ya sea para investigar sobre tu propia historia o sobre cómo escribirla.

En mi caso, nunca había escrito una novela. Como te mencioné en Sobre Mí empecé escribiendo poemas y relatos cortos. Lo más que había logrado escribir eran 5,000 palabras. Para escribir una novela corta se necesita escribir entre 20,000 a 70,000 palabras aproximadamente. ¡¿Y yo pretendía escribir una serie de novelas cortas, imaginas?!

Escritura Creativa

Sabía que no bastaba con leer artículos de aquí y de allá. Decidí comprar libros de escritura creativa para calentar mis motores.

El talento no es suficiente. Hace falta que te eduques en escritura creativa. Clic para tuitear

Nota: Eso si quieres que tu historia sobresalga de las demás y captures al lector. Y quieras que sigan leyendo todo lo que escribas.

En esos libros aprendí todas las técnicas que existen para escribir una novela. Aún así me di cuenta que necesitaba que un maestro me dirigiera. Escribir no es tan fácil como parece.

Necesitaba ayuda estructurada para escribir mi historia. Necesitaba un profesor.

Ese profesor fue Alejandro Quintana de la página Oficio de Escritor. Su curso Taller Avanzado de Novela Actual: Esculpir con Palabras me ayudó muchísimo a darle vida a mis personajes, a crear los conflictos para que mi historia fuera interesante y que cautivara a mis lectores.

Marketing para escritores

Estudiando con Alejandro me di cuenta que conocer sobre técnica de escritura creativa no era lo único que debía aprender. Como el mismo lo dice en su página:

Escribir es mucho más que juntar palabras… El escritor de hoy día necesita conocer cómo funciona la edición de libros, manejar los formatos digitales y también implicarse con el marketing de su obra.”Alejandro Quintana

Aunque este tema no lo tocaré ahora, te lo menciono porque es parte de ser escritor.

Debes tener un conocimiento básico sobre qué estrategias de mercadeo utilizar antes, durante y después de escribir tu novela.

El curso de Marketing de Guerrilla de Alejandro Quintana te puede ayudar en este paso importante.

¿Sigues Aquí?

¿No te has rendido?

Vamos, ánimo que ahora se acerca la parte que más nos gusta…

Escribe el primer borrador

Antes de comenzar a golpear las teclas del ordenador o sacar humo de la pluma. Debes hacer algo; decidir en que punto de vista escribirás. ¿Primera persona?, ¿Segunda?, ¿Tercera?

La decisión dependerá del impacto que quieras causar en el lector y de quién contará mejor la historia.

En el caso de Las voces de Étervan sabía que la protagonista sería quien debía contar la historia. Era su historia después de todo.

Escribir en primera persona desde el punto de vista del protagonista tiene sus pros y contras –en realidad todos los tienen. Solo puedes contar la historia desde su perspectiva; lo que el protagonista ve, escucha, siente y percibe.

En mi caso, si quería dejarle saber algo importante al lector tenía que ingeniármelas para llevarle la información sin salirme de la perspectiva de Fei –el personaje principal.

Escribir desde este punto de vista puede ser un poco complicado pero no imposible.

Cuando escojas el punto de vista que quieres contar la historia debes recordar mantenerte en él para no confundir al lector.

Te recomiendo este artículo para que abundes en este tema: Cómo hacer el borrador de una historia a partir de una idea

Edita y corrige

Cuando termines esa dulce tortura de transferir la historia de tu mente al papel (a.k.a., tu primer borrador), te toca editar y corregir los errores. Esta parte quizás no sea tan emocionante como escribir la novela, pero es necesaria si quieres entregar un producto de calidad en manos de tus lectores.

Aunque en el minicurso de autopublicación te hablo más en detalle de este punto te adelanto que antes de empezar a revisar y editar por tu cuenta, es recomendable que tomes un descanso del ordenador.

¿Por qué?

Cuando terminamos de escribir ese primer borrador, por naturaleza nuestra mente está centrada en la historia. Tenemos corriendo en nuestras venas la adrenalina de aquellas escenas emocionantes que creamos. Es posible que hasta el pulso lo tengamos acelerado. Todo esto es natural, producir ese primer borrador nos requirió mucha energía mental.

Aunque es bueno que nuestra mente esté bien enfocada durante la escritura del primer borrador, es contraproducente comenzar a editar y revisar inmediatamente después de terminarlo.

Así que toma unos días de descanso. Haz otras tareas y luego regresa a editar.

A la hora de editar ten en cuenta la ortografía, la sintaxis y cómo fluyen las palabras en cada oración.

Todo debe sonar natural, especialmente en los diálogos.

Te dejo un truquito que aprendí: Lee en voz alta lo que escribiste. De esa manera te darás cuenta de aquellas palabras o frases que no encajan con el resto de la oración.

Contrata a un editor y un analista narrativo

Luego que edites una primera vez. Vuelve a descansar unos días y regresa al documento. Es muy probable que se te hayas saltado algunos errores. Y cuando ya no soportes más el proceso de edición contrata a un profesional.

¿Por qué?

Porque tu estás ligado sentimentalmente a la historia y eres su creador. Ya sabes todo lo que va a pasar. Conoces cada punto y coma. Es posible que no te des cuenta de ciertos detalles que una persona ajena a ti o a la historia puede percibir.

Existen varios tipos de edición. Aquella que se enfoca en la sintaxis de las oraciones y la ortografía.

Pero en esta sección me quiero concentrar en algo que poco se menciona y que a mí parecer debe ser parte esencial; el análisis narrativo.

No basta con tener un gramática perfecta. Tu historia debe cautivar.

¿Cómo sabes si realmente lo lograste? ¿Cómo sabes que tu historia realmente está bien construída?

A pesar de haber estudiado sobre técnicas tenía esa y otras dudas.

Necesitaba que alguien con experiencia me ayudara a identificar si todos los elementos de mi novela estaban completos. Quería asegurarme que mi historia no tuviera huecos o conflictos sin resolver.

Escribir una historia requiere que estés pendiente hasta de los más pequeños detalles.

Hice una búsqueda internet. Examiné las ofertas de varios analistas y escogí los servicios de Análisis Narrativos de Álex Bardo.

Te confieso que estaba aterrada. Después de terminar la historia uno se vuelve medio paranoico y protector. Te da trabajo soltarla.

Pero como una vez leí en algún lugar; esa historia deja de ser tuya una vez la terminas de escribir. Tienes que soltarla y entregarla al mundo.

Bueno, así lo hice. Con todo mi miedo lo contacté y le entregué mi novela para que él hiciera su trabajo.

Consejo: Cuando contactes a un analista o editor tu ego lo debes guardar en un cajón. Clic para tuitear

Seamos honesto le estas pagando a este profesional para que te señale los errores que puede tener tu escrito, no para que te alabe.

Tu objetivo principal es tener una historia de calidad y que quieran leer.

En mi caso tuve la dicha de tener pocas cosas que mejorar. Leí cuidadosamente sus señalamientos y medité en sus razones.
El punto que más me dolió fue su sugerencia de cambiar el título de la novela (el título anterior era Las voces de Ehndor).

¡¿Qué cómo?!

Sí, algo así te puede pasar. Recuerda ego guardadito. Aquí lo importante es la historia (incluyendo el título).

Aunque no tenía que aceptar su sugerencia sus razones me convencieron. De hecho coincidían con las razones que mi esposo y mi hermano me había dado antes de someter la novela al análisis y que yo por terca no había tomado en consideración.

Busca lectores beta

Si quieres a la misma vez que tu historia está siendo editada puedes buscar varios lectores de prueba o como se les suele llamar lectores beta.

No solo necesitas la opinión de un profesional. También es necesario la opinión de la gente común, aquellos que te leerán en el futuro y que recomendarán tu novela –si les gusta.

Esos lectores beta pueden ser amigos, familiares incluso amigos de amigos.

Ojo: Busca personas que les guste leer sobre la categoría que escribiste. Y no los presiones para que lean tu libro si te dicen que no les interesa la temática.

En mi caso mis lectores beta son mis suscriptores.

¿Qué ventaja tienen?

Ellos te dirán con franqueza lo que les gustó y lo que no. Te señalarán las partes más emocionantes y las menos.

La retroalimentación que recibas de tus lectores betas te ayudará mucho a mejorar la historia.

No siempre se puede complacer a todo el mundo.

Ten en cuenta cada comentario y/o sugerencia pero eso no significa que las tienes que implementar todas. Vamos, es tu historia ¿no?

En mi caso mis lectores betas son mis suscriptores. Recientemente les envié una encuesta para que me ayudaran con el asunto del cambio de título de mi novela.

Ellos respondieron con sinceridad y me agradecieron el gesto de haberles preguntado. Eso para mí es significativo porque quiero que ellos se sientan parte de mi proyecto.

Tu lectores deben ser importantes para ti. Serán tus clientes cuando publiques y quienes te ayudarán a regar la voz sobre tu novela. Tenlos en cuenta.

Resumen y conclusión

Escribir una novela es un reto que requiere compromiso y aprendizaje constante. Si quieres que tu novela sea llamativa a tus lectores es fundamental que sigas estos pasos:

  1. Elegir un tema y una categoría
  2. Eligir a tu lector ideal
  3. Delinear tus personajes principales
  4. Investigar los elementos de tu historia
  5. Educarte en escritura creativa y marketing
  6. Escribir tu primer borrador
  7. Editar y corregir
  8. Contratar los servicios de un editor y analísta narrativo
  9. Buscar lectores betas

Una vez terminado este proceso querrás repetir la experiencia. Te lo aseguro. Escribir novelas se vuelve emocionante y adictivo.

Te dejo con esta cita del libro: Libera tu magia: Una vida creativa más allá del miedo

¿Tienes la valentía de extraer los tesoros que están escondidos dentro de ti?Elizabeth Gilbert

¿Te ayudó este artículo? Deja tu comentario.

  • Muy útil, muchas gracias. Seguiré leyendo la información que nos compartes. Recibe un abrazo lleno de gratitud.

  • Muchísimas gracias por compartir este artículo. Tengo muchas ganas de escribir pero no quiero hacerlo dando pasos en falso, quiero que la idea que tengo en mi cabeza para mi primera novela sea algo que en realidad sobresalga y esto que acabo de leer es de una ayuda invaluable, no cabe duda que estos truquitos pueden hacer una gran diferencia entre una excelente historia y una del montón. De nuevo muchísimas gracias.

  • ya escribí dos novelas y un libro de 20 cuentos; primera obra se titula “El Cuarteto de Livre y Pool” y la segunda “Los estambres del Azafrán” sigo investigando para la tercera que en este momento esta escrita la tercera parte, lo más importante es que yo mismo edito mis obras y soy mi propio vendedor.

  • Hola gracias por los consejos,siempre escribi cuentos cortos que se los mostraba a mis amigos y familiares, les gustaban, pero luego encajonaba esos cuentos. Hace años que quiero escribir una novela pero no me animaba fue mi hijo y una gran amiga los que me dieron el empujon, asi que entrare en hermoso mundo de la escritura de un anovela. Saludos…

  • >
    Share This