Derriba la barrera #1 que te impide publicar tu libro

Derriba la barrera que te impide publicar tu libro

Síndrome del Impostor

Si te preguntan, “¿eres escritor?”, ¿Qué contestarías?

Es posible que trates de evadir la respuesta y en su lugar digas algo como esto: “No soy escritoro/a, solo soy un padre/ una madre que quiere escribir una novela”, “No soy un escritor porque todavía no he publicado”.

Algo parecido contesté cuando mi esposo me propuso publicar el que se convirtió en mi primer libro; un poemario titulado Desnudando el Alma por vez primera. El pretendía que lo que había escrito en el silencio y el secreto de la madrugada, lo divulgara y compartiera con desconocidos y ¡para colmo me hiciera pasar por una escritora!

“¿Cómo iba a pretender ser una escritora? ¡Por favor! A penas había escrito unas cuantas páginas y ya tenía que creerme escritora”. Al menos eso fue lo que pensé en ese momento.

¿Por qué nos cuesta decir que en efecto somos escritores?

Por un intruso llamado el síndrome del impostor.

¿Qué es el Síndrome del impostor?

No te preocupes, no es un término médico. No te vas a morir. No es contagioso aunque muchos escritores sino todos lo padecemos.

El síndrome del impostor es un fenómeno psicológico; una vocesita que te dice que eres un fraude. Por lo tanto uno siente temor constante a ser descubierto y puesto en evidencia por terceras personas.

En el caso de los escritores este “síndrome” hace que no nos sintamos escritores (valga la redundancia), al menos no del todo. Esto ocurre especialmente con los escritores noveles o principiantes. Nunca se definirían ante los demás con el nombre de escritor y muchas veces tampoco se reconocen ante sí mismos como tal. Ese sentimiento puede aumentar si no se tiene una educación formal en literatura o escritura creativa.

Ahora bien, ¿qué es un escritor? Miremos la definición que nos da la Real Academia Española (RAE):

Escritor, ra

  1. Persona que escribe.
  2. Autor de obras escritas o impresas.
  3. Persona que escribe al dictado.
  4. Persona que tiene el cargo de redactar la correspondencia de alguien.

La primera definición que aparece nos dice simplemente persona que escribe. Ahí no establece que tiene un título universitario o x cantidad de premios en literatura. Simplemente dice persona que escribe y que es autor de obras escritas o impresas (énfasis en la o).

El peligro de escuchar la vocesita

Escritores y el síndrome del impostor

Leer másDerriba la barrera #1 que te impide publicar tu libro

Cómo darle vida a tus personajes (Evita el síndrome del maniquí)

¿Alguna vez has leído una historia con personajes sosos?

A ese tipo de personajes los llamo maniquí. Son personajes que parecen no cobrar vida en la historia. Son planos y simples. No tienen metas y ambiciones. Tienden a ser bastante predecibles y aburridos.

Esto ocurre cuando no tomamos el tiempo para desarrollar su carácter. Los dejamos con una sola cara. Algunos son perfectos sin un poco de imperfección. Mientras que hay otros con demasiadas debilidades y ni una gota de fortaleza.

No permitas que tus personajes sufran del síndrome del maniquí. Aquí te enseño cómo evitarlo. Clic para tuitear

En este artículo quiero compartir algunas recomendaciones que he aprendido (y aplicado) para hacer que tus personajes se conviertan en seres vivos y complejos para tu lector.

La importancia de los personajes

Creo que la mayoría de los escritores coincidimos que los personajes son clave y de suma importancia en una historia.

Nuestra historia toma forma gracias a las decisiones y acciones de los personajes. Clic para tuitear

Una historia sin personajes bien desarrollados y pensados es como un plato de comida sin sal y especias. Sin ellos la historia está perdida.

Los personajes hacen que la narración sea interesante o… aburrida.

Leer másCómo darle vida a tus personajes (Evita el síndrome del maniquí)

>