Cómo darle vida a tus personajes (Evita el síndrome del maniquí)

¿Alguna vez has leído una historia con personajes sosos?

A ese tipo de personajes los llamo maniquí. Son personajes que parecen no cobrar vida en la historia. Son planos y simples. No tienen metas y ambiciones. Tienden a ser bastante predecibles y aburridos.

Esto ocurre cuando no tomamos el tiempo para desarrollar su carácter. Los dejamos con una sola cara. Algunos son perfectos sin un poco de imperfección. Mientras que hay otros con demasiadas debilidades y ni una gota de fortaleza.

No permitas que tus personajes sufran del síndrome del maniquí. Aquí te enseño cómo evitarlo. Clic para tuitear

En este artículo quiero compartir algunas recomendaciones que he aprendido (y aplicado) para hacer que tus personajes se conviertan en seres vivos y complejos para tu lector.

La importancia de los personajes

Creo que la mayoría de los escritores coincidimos que los personajes son clave y de suma importancia en una historia.

Nuestra historia toma forma gracias a las decisiones y acciones de los personajes. Clic para tuitear

Una historia sin personajes bien desarrollados y pensados es como un plato de comida sin sal y especias. Sin ellos la historia está perdida.

Los personajes hacen que la narración sea interesante o… aburrida.

Leer másCómo darle vida a tus personajes (Evita el síndrome del maniquí)

>