Escribir en primera o tercera persona ¿Por cuál me decido?

No hay nada que se compare a la emoción de querer escribir una historia. Después de días o semanas de experimentar la dulce tortura de ver una y otra vez imágenes en tu mente dejas de pelear y dices:

“Ok, ok… No más… Me sentaré a escribir tu historia”.

Antes de escribir la primera palabra de nuestra novela los nervios están de punta. Sientes mariposas en el estómago y las manos sudan. La duda te asalta y los dedos te tiemblan –ya sea que utilices el papel o las teclas del portátil–. Es algo así como la primera cita. Aunque si lo pensamos bien, realmente es tu primera cita con los personajes. Es la primera vez que bailarás al son de su música.

El momento más espantoso es siempre justo antes de empezar.Mientras escribo, Stephen King
.

Luego de varias respiraciones profundas, espantar los espíritus nerviosos de los dedos, decides sentarte frente a la pantalla o papel blanco. Pero cuando vas a escribir la primera palabra te das cuenta que tienes que decidir que voz de narrador vas a utilizar para contar la historia; ¿Primera? ¿Tercera?

Entonces sientes que el aire se queda atascado en tu garganta y te quedas en estado catatónico…

Decidir la voz del narrador de la historia puede paralizarte pero que no cunda el pánico. En este artículo quiero ayudarte a tomar la decisión. Clic para tuitear

Veamos que son estás voces y cómo te pueden ayudar en la historia.

Leer másEscribir en primera o tercera persona ¿Por cuál me decido?

9 Pasos fundamentales para escribir una novela que atraiga a tus lectores

9 Pasos Fundamentales para Escribir una Novela
⚠Advertencia: Escribir una novela puede provocar palpitaciones, desvelos, confusión entre la realidad y la fantasía, suspiros a todas horas, momentos de embelesamiento y meses de arduo trabajo. Recomiendo precaución⚠

Si después de leer la advertencia todavía insistes en escribirla, ¡te felicito! También acepté el reto y terminé un poco más trastornada pero viva que es lo importante.

Cuando decidí escribir Las voces de Étervan, supe que sería un gran reto. Nunca había escrito más de 5,000 palabras y no sabía si podría superar ese número.

¿Cómo lo logré?

Te comparto lo que aprendí durante mi proceso.

Elige un tema y una categoría

Toda historia comienza con una idea y un tema. En mi caso comenzó con un sueño. No me refiero a una metáfora. Hablo de un sueño, de esos que te ocurren en las noches al dormir. Fue uno extraño y medio tormentoso; con una guerra entre elfos, una cuidad en llamas rodeada de un gran muro y el deseo de una joven de acabar con todo aquello.

Cuando desperté, anoté todo lo que vi y sentí en el sueño –en mi mesa de noche descansa una libreta donde hago apuntes. Luego de este “incidente” mi vida cambió. De tanto en tanto pensaba en las imágenes de aquel sueño e imaginaba las razones de toda aquella guerra.

Así que en mi caso la categoría vino primero y después de purgar sobre las razones de todo aquel escándalo encontré mi tema central y subtemas.

Posiblemente en tu caso todo surgió con esta pregunta “¿qué pasaría si…?” y ding ding nació tu tema.

O quizás tienes miles de temas que podrías escribir pero no sabes cuál escoger. Si este es tu caso en el artículo 3 elementos esenciales para escribir un ebook que atraiga a tus lectores comparto unos consejos que te pueden ayudar.

Si por el contrario, no tienes idea de qué tema escoger para tu novela te recomiendo que leas este artículo de Alejandro Quintana: Temas para escribir una novela y ser al menos un poco original.

Aunque en una novela se puede tratar más de un tema, es recomendable mantener un tema central y dejar los otros como secundarios. Por ejemplo un tema central puede ser la identidad o la falta de identidad –que trato en mi novela– pero como subtema se puede tratar la lucha contra la opresión y la injusticia.

Puede que te parezca que el tema que escogiste es muy común y que no vale la pena escribir sobre eso. Bueno te diré que sí, posiblemente tengas razón. Sin embargo, te invito a meditar en esto, quizás ya se escribió de ese tema pero no se ha escrito desde tu punto de vista.

Y como dice mi querido amigo Alejandro Quintana en el artículo que te compartí: “La vida es una gran historia y ser escritor consiste en saber contarla.”

Leer más9 Pasos fundamentales para escribir una novela que atraiga a tus lectores

>